No todo son ventajas sin hablamos de motos y scooter, hay que ser realistas y alguna desventaja tienen. Aquí vamos a ver algunas de las circunstancias en las que una moto sale perdiendo frente a un coche o al transporte público.

Las motos son ágiles y no se atascan fundamentalmente porque no vamos metidos dentro de un habitáculo, como en un coche. Esto hace que vayamos más expuestos frente a los agentes climatológicos. En invierno, si no llevas un buen equipamiento, podrías pasar frío. Si llueve, te mojarás. Si circulas en una carretera con viento tendrás que saber controlar esta situación.

Desgraciadamente, verás que las infraestructuras, muchas calles y carreteras, y algunas normas están más pensadas para los coches o vehículos más grandes, que para las motos.

Los coches representan la mayoría del parque móvil que circula por nuestras calles y carreteras. Las motos, a pesar de que gradualmente van atrayendo a más incondicionales, son la minoría.

También el comportamiento de muchos usuarios de la vía pública deja mucho que desear cuanto te colocas a los mandos de una moto. Por ejemplo te encontrarás que en ocasiones no te respetarán en un ceda el paso o a la hora de realizar un giro en una calle. Piensan que… “el de la moto ya frenará”.

A veces te dará la sensación que eres invisible para el resto de los conductores y deberás de extremar tu prudencia y armarte de paciencia. Los motoristas somos más ágiles y nuestro vehículo es más pequeño, pero tendrás que acostumbrarte a que en ocasiones no te verán y que tendrás que hacerte ver.

En moto siempre tienes que llevar un equipamiento específico para rodar seguro. El casco, los guantes y cazadora son elementos de seguridad imprescindible que condicionarán tu estética. El “look” de moto puede ser  atractivo, pero a veces no es el más adecuado según sea tu trabajo. Afortunadamente cada vez hay ropa y equipamiento para la moto con una estética menos motera y con los mismos elementos de seguridad.

Call Now Button