El seguro de motos a todo riesgo es la única forma de estar al 100 por cien tranquilo frente a cualquier eventualidad que le pueda ocurrir a nuestra querida montura. Hace años era casi imposible asegurar la moto a todo riesgo, las compañías no ofrecían este tipo de pólizas porque estaban considerarlas de alto riesgo, pero afortunadamente esta situación se ha normalizado y ya es posible encontrar pólizas a un precio muy razonable con todas las coberturas.

Se trata de un tipo de seguro muy rentable, sobre todo durante los dos primeros años de disfrute de tu moto porque recuperarás casi el 100 por cien del su valor en caso de un siniestro. El precio de la póliza es lógicamente más caro, pero debes de hacer números para ver lo que expones y lo que recuperarías en caso de un incidente.

Normalmente para que la póliza a todo riesgo para motos tenga un precio algo más bajo las compañías de seguros aplican una franquicia que debes abonar en el caso de que el incidente haya sido leve. Durante el primer año se recuperará todo el valor de la moto y en los años sucesivos se va aplicando una devaluación que las compañías tienen fijadas y que puedes consultar para ver si te compensa seguir manteniendo la póliza a todo riesgo durante muchos años.

Si quieres, aquí puedes comprobar por lo que te saldrá un seguro a todo riesgo para tu moto.

Si estás financiando tu moto el seguro a todo riesgo es casi obligatorio

Si estás pagando tu moto a plazos un seguro a todo riesgo es un valor añadido, porque la situación de estar pagando algo que no estás disfrutando no se la recomendamos a nadie. También es muy recomendable si haces un uso intensivo, por ejemplo si en tu día a día tienes que dejarla aparcada en la calle donde te la pueden tirar sin que el contrario deje sus datos. Los plásticos o el carenado de la moto tiene mucho más valor de lo que piensas.

Algunas pólizas de seguro a todo riesgo incluyen el equipamiento para el motorista

Algunas pólizas de seguro a todo riesgo incluyen el equipamiento para el motorista

La garantía principal del seguro a todo riesgo es la de daños propios

La garantía principal de un seguro a todo riesgo para moto es la daños propios. Esto quiere decir que es la única póliza que cubre no sólo los daños que puedas originar a terceros que entrarían dentro del seguro obligatorio, si no las que te puedas ocasionar a ti mismo y a tu vehículo. En este punto debes tener en cuenta que un seguro obligatorio tampoco te cubrirá a ti como conductor del vehículo, si no sólo a una tercera persona o vehículo a los que pudieras provocar daños y al acompañante de la moto, si es que en el momento del accidente hubiera un pasajero.

Las coberturas a todo riesgo también cubren los gastos de los daños que se hubieran producido en tu moto. Si es con contrario lo pagará la compañía del causante del accidente, y si no hubiera un contrario o los daños los hubieras producido tú, también entrarán dentro de las garantías del seguro. Cuando tienes un accidente con contrario en moto muchas veces es un dolor de cabeza que se reconozca la culpabilidad, bien porque existan versiones contradictorias de lo que ha ocurrido y no haya testigos o un atestado oficial. El seguro a todo riesgo para motos te despejará todos estos problemas.

También se consideran daños propios los que se ocasionan al conductor

También se consideran daños propios los que se ocasionan al conductor que no está cubierto por el seguro obligatorio

También el seguro a todo riesgo incluye el robo de tu moto. Sabemos que los que vamos en moto las dejamos bien protegidas y con buenos antirrobos, pero nadie está al 100 por cien protegido de que un ladrón se haya encariñado de nuestra preciada moto.

Algunos seguros a todo riesgo también incluyen en sus coberturas los accesorios de las motos o nuestro equipamiento como el casco o la cazadora, que pudieran verse dañados en una caída.

En nuestro calculador de seguros tardarás menos de dos minutos en comprobar el coste de un seguro a todo riesgo.

Call Now Button